Fragilidad

Ése es tu destino

Pero también tu único consuelo,

Dejarte ir,

Dejar la culpa para el resto,

Dejársela a los vivos.

(Miguel Albero)